Calendario
Bookmark and Share
Historia

 

El 15 de enero de 1930 marca el inicio del movimiento sinfónico en el país

 ORQUESTA SINFONICA DE VENEZUELA

A partir de 1930 se inició un período muy fructífero para los músicos más valiosos de su época, sobre todo para los jóvenes que concretaron todos sus sueños cuando se reúnen en los primeros días de enero para los ensayos de la que sería luego la Sociedad Orquesta Sinfónica Venezuela, actualmente conocida como Orquesta Sinfónica de Venezuela.

Durante la década de 1920 existió la Unión Filarmónica de Caracas (1922-1929), pero clausuró su actividad por falta de recursos económicos para su subsistencia. Aún así los músicos, dirigidos por el maestro Vicente Martucci, seguían interesados en tener una institución sólida. Compartiendo el interés con otros músicos colegas, pidieron a los maestros Ascanio Negretti Vasconcellos, Luis Calcaño Díaz y Simón Álvarez que se reunieran con el maestro Vicente Emilio Sojo y con su apoyo conformar la nueva orquesta sinfónica.  Aunque el maestro Sojo se negó en primera instancia, por falta de tiempo para ‘realizar  trabajos de director’, terminó accediendo.

Es así como en los primeros días de enero de 1930 empiezan a realizarse los primeros ensayos y luego el 15 de enero de 1930, 29 músicos –aproximadamente, según consta en los registros históricos de la OSV- se reúnen en la Escuela de Música y Declamación de la Academia de Bellas Artes de Caracas, hoy Escuela Superior de Música José Ángel Lamas, convocados por el maestro Vicente Emilio Sojo, para establecer los que serían los cimientos de la institución musical más firme en toda la historia orquestal de Venezuela hasta la fecha, la orquesta sinfónica más antigua y con mayor actividad ininterrumpida del continente latinoamericano.

Muchos de los músicos fundadores venían de la Banda Marcial de Caracas (la institución musical más antigua de Venezuela con 150 años de historia) y de otras instituciones vigentes a esa fecha, así como de la extinta Unión Filarmónica de Caracas, fundada en 1922 por el propio Vicente Martucci, con una existencia de sólo 7 años. Sus integrantes pasaron a conformar parte del grupo que el 24 de junio de 1930 intervendrían en el Teatro Nacional en el concierto inaugural de la nueva y definitiva agrupación orquestal denominada Sociedad Orquesta Sinfónica Venezuela, hoy Orquesta Sinfónica de Venezuela, La Sinfónica, La Venezuela, como llegó a ser conocida y querida por el público. Vicente Martucci dirigió la primera parte del concierto inaugural y compartió ese año la dirección con Vicente Emilio Sojo.  

Entre los músicos fundadores contamos con el siguiente plantel: DIRECTORES: Vicente Martucci, Vicente Emilio Sojo y Juan Bautista Plaza. VIOLINES: Ascanio Negretti Vasconcelos (concertino), Pedro Álvarez, Antonio Ríos Reyna, Francisco Delgado Albornoz, Mario García, Roger Leal, Miguel León Rivero, Ángel Sauce, y Pedro Monasterios. VIOLAS: Luis Calcaño Díaz, Oscar Grünwald, Maximiliano Ochoa y César Travieso. CELLOS: Carlos Áñez, Antonio Oyón (cello/ bajo) y Andrés Áñez (cello/bajo). BAJO: Juan Manuel Tovar (bajo). FLAUTA: Simón Álvarez. OBOE: Antonio Buraglia. CLARINETES: Oreste Denti y Pedro Antonio Urea. CORNO: Valeriano Blanco. FAGOT: César Guzmán. TROMPETA: Federico Ayesta. TROMBÓN: José Dolores y PERCUSION: Abel León.

La creación de la Orquesta Sinfónica de Venezuela en 1930 guarda una importancia histórica de verdadero peso en la cultura musical de nuestro país: ese mismo año y por iniciativa del propio maestro Vicente Emilio Sojo nace el Orfeón Lamas. También se produce una verdadera revolución en el campo de la composición cuando músicos veteranos y jóvenes se unen para escribir musicalmente una época de oro para nuestro país.

Nombres como José Antonio Calcaño, Miguel Ángel Calcaño, Vicente Emilio Sojo, Juan Bautista Plaza, Moisés Moleiro, Juan Vicente Lecuna, Emilio Calcaño Calcaño, Francisco Esteban Caballero y Ascanio Negretti Vasconcelos, resaltan en ese período por ser grandes próceres de la música. Muchos de ellos, ligados desde un principio a la Orquesta Sinfónica de Venezuela.

En 1936, el maestro Vicente Emilio Sojo es nombrado director de la Escuela de la que surgirá  la primera generación de compositores en 1944. La existencia y  desarrollo de dos instituciones fundamentales para el perfeccionamiento y difusión de la música está vinculada a su actuar diligente: el Orfeón Lamas y la Orquesta Sinfónica Venezuela, se deben su esfuerzo. Bajo su enseñanza se formaron 3 generaciones de compositores, contribuyendo sobremanera a crear la escuela moderna de música venezolana.

Seguramente el maestro Vicente Emilio Sojo fue muy consciente desde el principio que una orquesta sinfónica no podía sobrevivir con el aporte inicial de sus propios músicos. Más que por el  amor al  arte,  la institución debía ser capaz de obtener ingresos propios, bien sea por el aporte de empresas públicas, privadas y hasta del mismo gobierno, así como de la taquilla. Entre 1930 y 1947, el propio maestro Sojo se dio a la tarea de lograr  la estabilización económica de la Sociedad Orquesta Sinfónica Venezuela. Con los recursos en mano, se marcó como prioridad la profesionalización de los músicos, permitiendo el ingreso de músicos extranjeros de altísimo nivel, para completar la formación inicial de los músicos existentes a la fecha. Muchos  de  esos  maestros  se  quedaron  en  nuestro  país, haciendo vida, creando familias, dando clases a la par de su labor en La Sinfónica. Ellos formaron a las generaciones de músicos que hoy lideran en la OSV y en otras tantas instituciones musicales de renombre.  Desde 1947 la OSV cuenta con el apoyo y patrocinio del Ministerio de Educación, hoy Ministerio del Poder Popular para la Educación.

La Orquesta Sinfónica de Venezuela marcó un hito histórico con su creación y ha mantenido el nivel de excelencia, calidad y compromiso  de  aquel  primer  concierto  inaugural  el  30  de  junio  de  1930. Actualmente la Orquesta Sinfónica de Venezuela cuenta con un plantel de 80 músicos profesionales, una plantilla renovada con los mejores talentos juveniles y veteranos, comprometidos con la excelencia y la calidad, en todos los sentidos, y un profundo amor por Venezuela.

 

Síguenos desde
Orquesta Sinfónica de Venezuela. Todos los derechos reservados.